Organizaciones de Massachusetts se ponen manos a la obra para ayudar a los niños de las fronteras

24 Agosto 2014

El Planeta

Mientras continúa el debate acerca de los medidas que el gobierno estadounidense debe tomar respecto al creciente número de niños atravesando la frontera provenientes de América Central, ONG locales ya se encuentran trabajando para ayudar a los niños que ya están en Massachusetts y que han llegado en los últimos 10 meses.

La mayoría de los niños son recibidos por familiares o amigos que ya viven en el estado y se albergan con ellos mientras esperan la resolución de asilo, reunificación o deportación por parte de los oficiales federales de inmigración.

La ciudad de Chelsea, una de las localidades que aloja la mayor cantidad de inmigrantes hispanos en Massachusetts, ha trabajado activamente junto con la comunidad para proveer educación y los servicios sociales que los niños requieren en esta transición.

El pasado 10 de julio, la organización comunitaria Chelsea Collaborative sostuvo una mesa redonda en la que se discutió la implementación de un plan de crisis humanitaria para responder a las necesidades de los niños y sus familias.

La convocatoria a la reunion superó las expectativas de los organizadores quiénes esperaban 30 personas y terminaron recibiendo a 155.

John Willshire-Carrera, reconocido investigador nacional de origen peruano que dirige una clínica legal para inmigrantes y refugiados en la escuela de Derecho de Harvard trabaja con niños inmigrantes de América Central y asegura que la principal razón por la que los niños emigran es para huir de situaciones violentas en sus países.

Es importante reconocer que cada niño tiene su historia y el derecho de exponer su caso frente a la ley. Estos niños son refugiados y como tales debemos prestarles nuestra ayuda y recordarles que tienen derechos” manifestó Willshire-Carrera quien tiene más de 30 años de experiencia trabajando con inmigrantes.

De igual manera, el abogado que trabaja en la agencia de Greater Boston Legal Services animó a los familiares de los niños a no dejarse llevar por la corriente de opinión desfavorable manifestada por algunos políticos y a tener en cuenta que tienen el apoyo de una parte importante de la población norteamericana. Greater Boston Legal Services también trabajará con el Chelsea Collaborative para ofrecer asesoría legal personalizada a los niños y a sus familiares a partir de agosto.

Por otra parte, la organización de defensa de los derechos de los inmigrantes, Massachusetts Immigrants and Refugee Advocacy Coalition (MIRA), está también colaborando con Chelsea Collaborative y coordinando esfuerzos con sus 130 organizaciones miembros para responder a la reciente ola de niños que han llegado al estado.

De acuerdo con Franklin Stoult, vocero de la organización, “tenemos que contar las historias de los niños para que la comunidad norteamericana se de cuenta de que están realmente en peligro. Enseñar a la población norteamericana que las personas indocumentadas han venido para acá porque no tienen remedio. Ellos quieren venir a trabajar y a progresar.”

El próximo miércoles 30 de julio, Chelsea Collaborative ofrecerá un entrenamiento a los proveedores de servicios sociales acerca de cómo llenar los formularios solicitados por las autoridades de inmigración.

También, el próximo domingo 17 de agosto, la organización comunitaria invita a los miembros de la comunidad de Chelsea y comunidades vecinas a participar en una convivencia con los niños que han llegado recientemente y con sus familiares.

El lugar de encuentro será el restaurante Silver Fox en Everett a las 3:00pm. Los organizadores animan a los asistentes a llevar donaciones de útiles escolares para los niños que empezarán la escuela en el otoño.

Lo importante es hacer que los niños y sus familias se sientan bienvenidos” asegura Yessenia Alfaro, miembro del Chelsea Collaborative. Así mismo, Alfaro manifestó que ya se encuentran programando junto a otras organizaciones sociales las actividades que llevarán en los refugios que el gobernador Patrick ha identificado en caso de que el plan de traslado de los niños desde la frontera hasta Massachusetts se lleve a cabo: “Queremos llevarles comida latina para hacerlos sentir como en casa y realizar charlas acerca de sus derechos como niños inmigrantes”